Sillas de madera, ▷ modernas y únicas

Un poco de historia

Sillas de madera, según Wikipedia, las sillas fueron usadas en el antiguo Egipto y se popularizaron en el mundo occidental desde los griegos y romanos en adelante. Eran de uso común en China desde el siglo XII, y fueron utilizadas por los aztecas.

Los ejemplos de sillas que han sobrevivido desde la Europa medieval, son a menudo obras ornamentadas asociadas con la realeza y la nobleza. Durante el renacimiento, las sillas entraron en un uso más común, su diseño refleja el vestuario cambiante y el mobiliario de la época. Diseños distintivos desarrollados en Francia e Inglaterra. En los tiempos modernos, la gama de diseños de sillas y materiales ha aumentado enormemente.

Silla japonesa minimalista de madera
Silla contemporánea minimalista moderna

Materiales

Aunque en este blog preferimos las sillas de madera, también existen excelentes sillas hechas de metal, plástico u otros materiales fuertes, como piedra o acrílico. En algunos casos, se utilizan varios materiales para construir una silla; por ejemplo, las patas y el marco pueden estar hechos de metal y el asiento y el respaldo pueden estar hechos de plástico. En tiempos modernos, lo que se busca es que la silla sea liviana y resistente sin sacrificar el diseño o la estética.

silla minimalista de aspecto prolijo con cojines en blanco
silla plegable de madera con cojín blanco muy cómoda y funcional
sílla con forma geométrica. Moderna, concepto vanguardista

Las sillas pueden tener superficies duras de madera, metal, plástico u otros materiales, o algunas de estas superficies pueden estar cubiertas con tapicería o acolchado. El diseño puede estar hecho de materiales porosos, o ser perforado con agujeros para mejorar la estética; en la parte baja de la espalda los huecos pueden proporcionar ventilación. La parte posterior puede extenderse por encima de la altura de la cabeza del ocupante, que opcionalmente puede contener un reposacabezas acolchado

Silla baja, reclinada moderna. Madera moldeada
Concepto mecedora madera moderna

El diseño y la estética cobran importancia

sillas estilo japonés de cedro y caoba. circulares con cojines en blanco y beige

Las nuevas técnicas de fabricación en madera, y el diseño industrial, le han dado infinidad de posibilidades a este objeto de uso masivo. Aunque básicamente la utilidad y la forma no han cambiado drásticamente a través de los siglos, si podemos asegurar que el estilo y el diseño no sólo han evolucionado, sino que además han llegado a ser tan personalizados como queramos. 

Al seleccionar el diseño de una silla de madera, debemos fijarnos en varios aspectos, tales como: el uso que tenga previsto, la ergonomía (o lo cómodo que sea para su ocupante), el tamaño, la capacidad de apilamiento o de plegado, durabilidad, resistencia y el diseño artístico.

silla para bebé en madera, estilo restaurante

Sillas de madera dependiendo del uso.

El uso previsto determinará la posición de asiento deseada. Por ejemplo, cualquier silla de trabajo, de estudio o incluso las del comedor, deben permanecer lo más erguidas posible; de lo contrario, el ocupante estará demasiado lejos de la superficie de trabajo. Las sillas dentales están necesariamente reclinadas. Las sillas adecuadas para ver televisión deben situarse en algún lugar intermedio dependiendo de la altura de la pantalla.

Silla con formas orgánicas esculpida en madera.
Silla con formas orgánicas curvas logradas con listones repetidos en forma seriada.

El diseño ergonómico distribuye el peso del ocupante a varias partes del cuerpo. Un asiento que es más alto resulta en pies colgantes y aumento de la presión en la parte inferior de las rodillas (o “pliegue popliteal”). También puede resultar en ningún peso en los pies que significa más peso en otro lugar. Un asiento de altura inferior, puede desplazar demasiado peso a los “huesos del asiento”.

Silla mecedora circular, cómoda y hermosa. Diseño en diferentes tipos de madera.

Un asiento y respaldo reclinables cambiarán el peso a la parte posterior del ocupante. Esto puede ser más cómodo para algunas personas, reduciendo el peso en el área del asiento, pero puede ser problemático para otras que tienen mal respaldo. En general, para el ocupante que debe sentarse durante mucho tiempo, el peso debe ser sacado de la zona del asiento, por lo tanto, las sillas “cómodas” que se usarán por largos períodos de tiempo, son generalmente en mayor o menor grado, reclinadas. Sin embargo, la inclinación puede no ser adecuada para sillas destinadas al trabajo o a comer en la mesa.

Sillas de madera con reposabrazos

silla artística tallada en madera
Silla circular con cortes seriados en madera. Cojín amarillo.
Silla de madera y rattan con cojín blanco. Sencilla y elegante

Una silla puede o no tener apoyabrazos; las sillas de madera con apoyabrazos se denominan también “sillones”. En francés, se hace una distinción entre fauteuil y chaise, los términos para sillas con y sin apoyabrazos, respectivamente. En Alemania, un sillón fue llamado una vez krankensessel, o silla enferma, porque estaba destinado a personas que estaban demasiado enfermas para ponerse de pie o sentarse sin apoyo adicional.

silla colgante playera. Formas curvas interesantes
silla colgante de descanso hecha en pino con cojín rojo

Los apoyabrazos soportarán parte del peso corporal a través de los brazos. Los reposabrazos también tienen la función de facilitar el sentarse o levantarse de la silla. Los reposabrazos deben apoyar el antebrazo y no la zona sensible del codo. Por lo tanto, en algunos diseños de sillas, los reposabrazos no son continuos a la parte posterior de la silla.

silla en madera moldeada, curvas fuertes. Cómoda y con diseño artístico
silla baja de pino con formas orgánicas. Cómoda y decorativa.
simple silla de nogal diseño minimalista y decorativa.

Hoy por hoy, las sillas son funcionales, tomando muy en cuenta la comodidad sin renunciar por ello al diseño y aparte de la madera, otros materiales son usado en su fabricación: acero, hierro forjado, plástico, cuero, y más, todos tenemos nuestra silla favorita, esa que se nos ajusta perfectamente o por el contrario, esa que es tan bella que da pena sentarse en ella y se convierte en tema de conversación cuando tenemos visitas.